Blog

Bruxismo, ¿Y ahora qué?

21/08/2023

El bruxismo puede ser malo o bueno, a través de un buen interrogatorio y exploración sabremos cómo te afecta, si debemos tratarlo y como lo tenemos que tratar.

Bruxismo: la práctica

Una vez conocido los principales mitos entorno al bruxismo y entendido qué es el bruxismo y qué lo puede provocar es hora de ponernos manos a la obra y ver las opciones de tratamiento que tenemos.

 

mujer sonriente

 

Focalizar

Antes de nada, vamos a puntualizar si realmente es bueno o es malo, ya que como ya te habrás dado cuenta, el bruxismo por si solo no es una patología, sino más bien una consecuencia, un signo. Te pongo un ejemplo: imagínate que tienes tos y que acudes al médico porque tienes tos o tienes fiebre. El médico hará toda clase de pruebas para conocer porqué tienes este signo. De esta forma, la tos o la fiebre pueden ser la consecuencia de un resfriado, de un virus, de un problema pulmonar, de reflujo gastroesofágico, de una infección, de una sustancia alergógena… ¿Entiendes que la tos o la fiebre no es el problema real? Con el bruxismo pasa exactamente lo mismo.

 

Mecanismos del bruxismo

Según el mecanismo de activación el bruxismo puede aparece por tres motivos: Mecanismo protectorde riesgo y inocuo. Empezamos a describir el mecanismo protector.

 

1. Protección

protección

Lo has escuchado bien, si. El bruxismo puede aparecer como un mecanismo de defensa frente a situaciones que ponen en riesgo tu vida. Ejemplo de ello:

  • Microdespertares: El bruxismo aparece al final de estos episodios de microdespertares para prevenir o restaurar la permeabilidad de la vía aérea superior mientras duermes
  • Apnea obstructiva respiratoria: El bruxismo aparece para restaurar la permeabilidad de la vía aérea superior. Si roncas mucho y haces apnea eres candidato.
  • Reflujo gastroesofágico: El bruxismo aparece para reducir el riesgo de desgaste químico perjudicial de los dientes aumentando la salivación. Es un mito que el bruxismo desgaste los dientes, en muchas ocasiones el culpable de este desgaste puede ser el reflujo o la alimentación ácida diaria.
  • Adenoides o vegetaciones: En caso de tener un tamaño demasiado grande en población infantil, optamos por respirar por la boca mejorando la entrada de aire (repercusión en el crecimiento maxilofacial y de un larguísimo etcétera).
  • Factores psicosociales: Estrés agudo, ansiedad o alta responsabilidad y neurosis. La relación con el cortisol y otras catecolaminas y neurotransmisores

 

Estrés: (PARÉNTESIS)

Hacemos un pequeño paréntesis. En el caso del estrés agudoel bruxismo de vigilia aparece para contrarrestar este estrés y aumentar la función cognitiva. Procesos de masticación repetitiva, como es el caso del bruxismo de vigilia, impide la supresión y proliferación celular en el hipocampo provocada por el estrés. Es decir, el bruxismo de vigilia actúa como mecanismo para contrarrestar el estrés disminuyendo el cortisol (hormona del estrés) y de la adrenalina. Por cierto, comer chicle se puede considerar una actitud hacia el bruxismo, así que no abuses.

 

2. Factor de riesgo

Bruxismo

En personas sanas podría ser considerado, según el caso, como un factor de riesgo ya que en algunas ocasiones (recuerda que no son la mayoría) podría estar asociado a trastornos temporomandibulares como dolor, ruidos articulares, cefaleas, alteraciones de la movilidad mandibular y desgaste mecánico dental.

En casos severos, puede ser muy lesivo tanto para los dientes como para la salud bucal y lingual. En estos casos es cuando se deben considerar el uso de tratamientos paliativos y protectores como podría ser el uso de una férula de descarga o de michigan.

 

Curiosidades

  • En el caso de estrés prolongado o de larga duración, el bruxismo no actuará disminuyendo el cortisol y adrenalina sino más bien al contrario, los aumentará. Además, alterará el sistema inmunológico actuando, entonces, como un factor de riesgo
  • La microbiota intestinal puede modificar la activación del nervio trigémino (nervio que inerva a nivel sensitivo y motor a la articulación temporomandibular y principales músculos masticatorios) por su relación con el nervio vago, pudiendo provocar dolor orofacial y cervical.

 

3. Inocuo

Pareja cotilleando

En caso de personas que no tienen ninguno de los problemas de salud explicados y el bruxismo no es ni protector ni factor de riesgo. En este caso, más allá de presentar buxismo no presentan ninguna situación asociada al bruxismo, ni mecanismos activadores ni signos ni síntomas maliciosos.

 

Tratamiento del bruxismo

Chica feliz

Ahora que sabemos los mecanismos que pueden provocar bruxismo y haber entendido que el bruxismo es una consecuencia que puede ser protectora y necesaria para la supervivencia, que puede aportar mucha información de porqué tienes bruxismo, que puede ser un factor de riesgo o incluso no tener ninguna repercusión y ser inocuo, será totalmente imprescindible seguir los siguientes pasos para diagnosticar y abordarlo como se merece: con conocimiento.

 

1- INTERROGATORIO

Lo primero y más importante es acudir al profesional cualificado para que realice las preguntas adecuadas ya que en muchas ocasiones, se confunden tanto por parte del profesional como del afectado, bruxismo y trastornos temporomandibulares como dolor al despertar, ruidos articulares, dolor de cabeza y cuello…

En ocasiones es difícil saber a qué profesional acudir y en muchos casos se detecta el bruxismo de forma casual en una revisión, por ejemplo, con el dentista. En este caso, recuerda los mitos comentados y sus definiciones, por lo que si fuera preciso pide una segunda opinión a un especialista en trastornos temporomandibulares, de la articulación temporomandibular y del dolor orofacial como, por ejemplo, un fisioterapeuta – osteópata especialista en esto o dentistas especialistas en TTM.

Como hemos visto, la parte de la entrevista será lo más importante en el proceso de detección del bruxismo ya que puede tener muchas etiologías distintas. Conocer los hábitos alimentarios, el tipo de trabajo, medicación, cronotipo, catecolaminas, comorbilidades asociadas como apnea obstructiva respiratoria o reflujo gastroesofágico… Preguntar es la clave si se sabe qué preguntar.

 

2- EXPLORACIÓN

Una vez conocido los posibles orígenes y hayamos hecho una hipótesis diagnóstica, podemos empezar con la exploración y ver si hay síntomas que nos confirmen la presencia de bruxismo y/o de trastornos temporomandibulares y problemas de la ATM.

Inspeccionamos al detalla la boca, los dientes, las paredes bucales, la campanilla, la lengua, la nariz y todas las estructuras musculares intrabucales y extrabucales (cara, cabeza y cuello) que puedan dar confusión a incorrectos diagnósticos por bruxismo. El tiempo se detiene para ir despacio y hacer un buen trabajo de investigación.

 

3- PRUEBAS VALIDADAS

En la actualidad, la «mejor prueba« para saber si una persona tiene bruxismo o no es una prueba del sueño llamada polisomnografía. Es la prueba gold standard que nos confirmará con mucha efectividad la presencia de bruxismo. Consiste en pasar la noche en el centro especialista del sueño para registrarte las ondas cerebrales, actividad muscular, frecuencia cardíaca y respiratoria y otros datos para hacer un estudio del sueño y determinar qué posibles causas están produciendo bruxismo.

El autoreporte o reporte por terceras personas como tu pareja son datos fáciles de interpretar (y mal interpretar) en caso que escuche que por las noches hay rechinamiento y sonidos dentales. Pero acuérdate que puede no haber contacto dental para que haya bruxismo y también que hay AMMR en pacientes no bruxistas. Así que pueden no ser datos suficientemente válidos para diagnosticar un caso de bruxismo.

En el caso de bruxismo de vigilia tener consciencia en tu día a día de la cabeza, de la mandíbula y posición de la lengua puede darte información valiosa para su detección. Existen aplicaciones para móviles gratuitas y validadas muy interesantes que te ayudan tanto en mejorar tu consciencia como en detectar y prevenir el apretamiento y/o rechinamiento dental.

 

4- TRATAMIENTO ESPECÍFICO

Ahora que ya sabemos qué está provocando bruxismo solo falta individualizar el caso y estudiarlo objetivamente. Sólo así sabremos qué está pasando, porqué esta pasando y qué podemos hacer para mejorar esta situación.

En el caso del bruxismo de vigilia, será muy importante mejorar la consciencia corporal y la conducta que tenemos a lo largo del día así como tener un mayor control de la personalidad y los hábitos que tenemos. El tratamiento pasará por un cambio conductual

En el bruxismo del sueño, controlar las posibles comorbilidades que puedan estar asociados y descartar todas las demás posibilidades. Existen algunas hipótesis neuroanatómicas que podrían relacionar la esfera cervical, craneal, el sistema vegetativo y nervios trigémino y vago, pero en la actualidad no hay evidencia. La terapia manual y el uso de técnicas reguladores vegetativas como la neuromodulación, practicar ioga y mindfullness pueden contribuir a la mejoría secundaria de la posible sintomatología asociada y, en ocasiones, una mejoría primaria.

Recuerda que la clave del tratamiento será descrubir la causa del bruxismo, así que en muchas ocasiones el fisioterapeuta deberá derivar a otros profesionales sanitarios como dentistas, estomatólogos, médicos del sueño, entre otros. 

 

Entonces, ¿qué hago?

En muchos casos el bruxismo tiene solución pero acuérdate, el bruxismo per se no es el culpable sino más bien es la manifestación de algo que lo provoca. Identificar qué lo provoca será el primer paso. Si prometes no morderme puedes pedir tu cita presencial o bien consultar nuestros servicios online para ayudarte en todo este proceso.

Roger Montsant

En línea

Roger Montsant

Hola, ¿en qué podemos ayudarte?

16:39